Los nuevos padres necesitan apoyo para tener éxito

Por Brie Abbe, enfermera partera certificada

Antes de convertirme en enfermera partera certificada, trabajé durante casi 15 años como consultora de lactancia certificada por la junta internacional (IBCLC) y enfermera posparto registrada. Tengo una gran pasión por apoyar a las mujeres, los bebés y las familias en el proceso de posparto y lactancia. Después de más de 20,000 horas comunicarse con el paciente, he aprendido algunos conceptos clave que son importantes para que cada persona que da a luz y cada miembro de la familia comprenda acerca de los bebés lactantes.

Cada cuerpo humano es diferente. Cada bebé es diferente. Cada nacimiento es diferente. Cada familia es diferente. Pero aquí hay algunas cosas que, según mi experiencia, permanecen constantes.

1) La lactancia materna no debe ser dolorosa.

Cuando un bebé amamanta, es fácil que el bebé muerda o succione de una manera que dañe el pezón, lo que puede provocar una infección y puede comprometer la cantidad de leche que está recibiendo el bebé (es decir, la transferencia deficiente de leche). Esto a menudo hace que las mujeres dejen de amamantar.

Busque atención profesional de inmediato. Si su bebé nació en el hospital, asegúrese de que no le duela cuando se coloque al bebé para amamantarlo, antes de que la den de alta. A veces solo necesita una simple corrección de posición de la boca del bebé. En ocasiones, el bebé necesita una evaluación. De cualquier manera, no te aguantes el dolor al alimentar a su bebé.

2) Escuchará “verdades” contradictorias sobre la alimentación de su bebé.

* Su bebé no está durmiendo lo suficiente versus su bebé debe despertarse cada tres horas, y si no lo hace, despiértelo.

* Cambie de seno cada 15 minutos en lugar de alimentar a su bebé hasta que el seno esté vacío.

Los consejos bien intencionados a menudo provienen de la experiencia personal y no necesariamente están respaldados por la ciencia. Si recibe consejos contradictorios de los proveedores de atención médica, dígales que está confundida. Depende de su partera, pediatra o enfermera ayudarle a desarrollar un plan que funcione para usted.

3) La forma más fácil de saber si su bebé está nutriéndose correctamente es ver los pañales mojados. Todo lo que entra tiene que salir.

Si su bebé continúa aumentando de peso adecuadamente y está orinando con la frecuencia de acuerdo a la edad, ¡está muy bien!

Si su bebé no orina lo suficiente, no aumenta de peso o está enfermo (especialmente si está hospitalizado), la alimentación del bebé se vuelve mucho más complicada y debe buscar atención profesional de inmediato. Es probable que necesite apoyo pediátrico para su bebé y apoyo en la lactancia. Este es un buen momento para trabajar con su proveedor de atención médica para encontrar un IBCLC.

4) Los bebés necesitan ser abrazados, amados y alimentados con frecuencia.

Antes del nacimiento, los recién nacidos están abrigados, seguros y alimentados cada segundo del día. Cuando nacen, depende de usted ayudar a su bebé a acostumbrarse al mundo exterior, y esto lleva mucho tiempo. Tenga a su alrededor personas que le apoyen. ¡Deje los platos sin lavar! ¡Pida ayuda para recuperarse y conocer a su bebé! Duerma cuando el bebé duerma, porque a los recién nacidos no les importa ni la noche y ni el día. Recuerde que necesitarán amamantar todo el tiempo y reconozca que hay muchas maneras de alimentar a un bebé y ser feliz: encuentre la forma que funcione mejor para usted.

5) Sin un verdadero apoyo, la lactancia materna óptima es casi imposible.

El apoyo institucional o de atención médica comienza con una educación adecuada y opciones culturalmente apropiadas. Proviene de la escucha activa y se basa en la evidencia actual. Si no se siente apoyado por sus proveedores de atención médica, ¡háganoslo saber! A veces no sabemos que necesita más de nosotros. Si eso no funciona, busque otros proveedores que lo hagan sentir escuchado.

Si tiene una red de familiares y amigos experimentados y que lo apoyan, está en buenas manos. De lo contrario, busque nuevas comunidades, grupos de apoyo o redes en línea para encontrar a su gente. Muchos padres en la etapa de posparto se sienten solos. Si ese es usted, recuerde que hay muchos otros que sienten lo mismo. Haga que sea una prioridad encontrar a estas personas y construir su propia comunidad.

La forma en que alimenta a su bebé es su elección, una elección influenciada por su comunidad, ocupación, cultura, experiencia de parto, pareja, cuerpo, cuerpo del bebé y equipo de atención médica. Saber esto puede ayudarlo a abogar por el apoyo que necesita

Brie Abbe es una enfermera partera certificada con Care for Her, un servicio de MCHC Health Centers, un centro de salud local, sin fines de lucro, calificado a nivel federal que ofrece atención médica, dental y de salud conductual a personas en los condados de Lake y Mendocino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!