Los cinco principios de la clasificación del Cero Desperdicio

Si implementamos correctamente los cinco principios del cero desperdicio, podemos ayudar a nuestro planeta.
Fotografía tomada de UkiahRecycles.com

UkiahRecycles.com

Tal vez ya hemos oído hablar de la frase “reducir, reutilizar, reciclar”. Pero, ¿ha oído hablar de los otros principios de la clasificación del cero desperdicio?

Los cinco principios son: Rechazar, Reducir, Reutilizar, Reciclar, Compostar

Estos cinco principios siguen un orden particular y nos guían a reducir los desechos que producimos. Aquí están estos cinco principios y más información sobre cada uno:

  • Rechazar: Este es el primer y principal principio que nos guía a rechazar todo lo que realmente no necesitamos. Aun si algo sea gratis, si realmente no se necesita, diga “no”. Esto puede incluir artículos promocionales, artículos de solo un uso como utensilios, tazas, y contenedores de comida, y cualquier otra cosa que no sea realmente esencial en nuestras vidas. Este es el primer paso para reducir nuestra basura. 
  • Reducir: Reducir va mano a mano con rechazar por hacernos pensar más en lo que realmente se necesita. Siempre que sea posible, podemos tomar decisiones para reducir las cosas que usamos, por ejemplo, llevando nuestra propia bolsa al supermercado, nuestra propia botella de agua a los eventos, o nuestra propia taza a la cafetería. 
  • Reutilizar: Es importante tener en cuenta que reutilizar viene antes de reciclar y eso significa que siempre que sea posible, debemos ver si los artículos se pueden reutilizar antes de ser reciclados. Por ejemplo, los frascos de salsa de tomate se pueden reutilizar como recipientes para alimentos secos. 

Reutilizar también significa que cuando ya no necesitamos un artículo, y todavía tiene uso, podemos donarlo o dárselo a alguien que pueda seguir usándolo. Los grupos Buy NothingFreecycle y Craigslist son excelentes formas de donar artículos en buen estado o de encontrar un artículo que pueda necesitar usted mismo.

  • Reciclar: Si no podemos reutilizar los artículos y son reciclables, podemos reciclarlos para que el material se pueda convertir en algo nuevo. Aunque el reciclaje es una forma de extender la vida útil de un material, es importante tener en cuenta que es un proceso que requiere recursos y energía, y algunos materiales, como el plástico, tienen un número limitado de veces que se pueden reciclar antes de que se disminuya su calidad y ya no se puedan reciclar. 
  • Compostar: En el último paso de la clasificación se encuentra “compostar”, que nos invita a compostar material orgánico, como lo son los desechos de jardín o restos de comida. El papel también se puede compostar, pero, como el compostaje viene último en la jerarquía del cero desperdicio. El papel debe reciclarse siempre y cuando sea posible antes de ponerlo en la composta (el bote verde de basura) — y si está húmedo, sucio o con residuos de comida como una caja grasosa de pizza, entonces ya debe ser compostado.

Estos cinco pasos son la clasificación que debemos implementar. Siguiendo su orden, ¡podemos comenzar a tomar medidas para reducir nuestros desechos (basura) y el impacto que hacemos en el planeta!

Artículo tomado de la página de internet UkiahRecycles.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!