La Salud Bucal de los Niños

Por Tina Ngo, DDS

Traducido por Periódico Al Punto

Enseñarles a los niños buenos hábitos dentales y experiencias agradables en el consultorio del dentista puede ayudarlos a desarrollar una relación saludable con sus dientes. A muy pocas personas les gusta ir al dentista, y eso es comprensible. Cuando la gente llega al consultorio del dentista, muchos ya sienten dolor. Si alguna vez ha tenido dolor de muelas, sabe lo doloroso que puede ser. Como dentista, mi objetivo es prevenir el dolor, y la mejor manera de hacerlo es fomentando buenos hábitos de salud bucal.

Cuándo comenzar con el cuidado dental

Incluso antes de la primera visita de su hijo al dentista, usted puede enseñarle el camino hacia una buena salud bucal. Por ejemplo, antes de que le salga el primer diente a tu hijo, puede usar una toalla húmeda para limpiarle las encías. Esto les ayuda a acostumbrarse a la sensación del cepillado. Cuando llega ese primer diente, o a más tardar en su primer cumpleaños, es hora de llevarlo a un dentista.

Cómo es tener una buena prevención

Deberá apoyar la higiene dental de su hijo a medida que crece y se desarrolla. Ayudarlos a cepillarse los dientes es una de las formas más importantes de prevenir problemas dentales. Y los niños necesitan ayuda para cepillarse los dientes durante más tiempo del esperado.

Los niños no desarrollan completamente las habilidades motoras para cepillarse bien los dientes hasta que tienen alrededor de ocho años. Hasta entonces, no tienen la flexibilidad en la muñeca para sostener la mano en la posición correcta para cepillarse los molares de atrás. Y el cepillado es solo una parte de la salud dental de los niños.

Otro factor importante en una buena higiene dental es la dieta. Todo lo que tus hijos se llevan a la boca puede afectar sus dientes. Tal vez hayas visto el experimento en el que se deja un diente en una taza de refresco durante la noche. Por la mañana, el diente se ha disuelto por completo. Los azúcares concentrados son una de las cosas más dañinas para los dientes.

La mayoría de las personas saben que las sodas y los refrescos son malos para los dientes, pero muchos no saben que los jugos de frutas procesados. La fruta es saludable, pero el jugo de fruta a menudo se concentra hasta el punto de que una sola taza puede tener tanta azúcar como una barra de chocolate Hershey’s. Esto no significa que los niños nunca deban tomar jugo o refrescos, pero es importante para sus dientes que tomen estas golosinas con moderación.

Los alimentos y las bebidas no son lo único que los niños se llevan a la boca. Si su hijo toma medicamentos con regularidad, pregúntele a su dentista si tiene algún efecto secundario potencial que pueda causar problemas dentales.

A veces puede ser difícil saber cuándo su hijo tiene un problema dental. Cuando los niños van al dentista y les preguntamos si les duele algo, los padres a menudo se sorprenden al escucharlos decir que sí, de hecho, les han estado doliendo los dientes durante algún tiempo. Los niños son fuertes y se distraen con facilidad, por lo que no lo mencionan cuando les duelen los dientes. Hablar con ellos y revisarles la boca cuando le ayuda a cepillarse puede permitirle detectar las caries dolorosas antes de que empeoren.

Qué sucede si no se tiene un buen cuidado dental

Es mucho más difícil solucionar un problema que prevenirlo. El trabajo dental en los niños puede ser un desafío. Si el problema es lo suficientemente grave, el tratamiento se basa en la sedación, lo que puede aumentar el riesgo y puede hacer que los niños dejen de acudir al dentista y a la atención dental por el resto de sus vidas. Si bien la odontología general para niños está disponible localmente, tan pronto como la atención requiera sedación, tenemos que referirla fuera de la ciudad. Manejar por una hora o más para recibir atención dental hace que todo el proceso sea inconveniente y lento, sin mencionar que es costoso, según el lugar al que se le envíe.

Recuerde, cuando se trata del cuerpo humano, todo está conectado. Mantener la boca de un niño saludable les permite comer adecuadamente y evitar sufrimiento de un dolor de muelas. Los proveedores dentales como yo aquí en MCHC Health Centers atendemos a pacientes de todas las edades y disfrutamos trabajar con los niños. Es difícil olvidar las experiencias traumáticas que pueden surgir con un trabajo dental doloroso a una edad temprana. Permítanos ayudarlo a prevenir esas experiencias para su hijo.

La Dra. Ngo es dentista en MCHC Health Centers, una organización comunitaria y centrada en el paciente que atiende a los condados de Mendocino y Lake, brindando servicios integrales de atención médica primaria, así como servicios de apoyo como educación y traducción que promueven el acceso a la atención médica. Obtenga más información en mchcinc.org. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!