La vacuna contra la influenza en la era de COVID-19

Por Suzanna Sherer, FNP

Creo que todos estamos de acuerdo que este año ha incluido muchas cosas desagradables: una pandemia que amenaza nuestra salud, incendios forestales y terremotos que amenazan nuestras vidas y propiedades, y la polarización política que amenazan nuestras amistades. No quiero ser portadora de malas noticias, pero si las personas no se vacunan contra la gripe, el 2020 podría empeorar aún más. El COVID-19 y la gripe, juntos podrían derribar incluso hasta los más sanos, y una mala temporada de gripe podría llenar rápidamente a los hospitales locales.

Sé que algunas personas por lo regular no se vacunan contra la gripe. La gente me dice que no se vacunan porque nunca se enferman, que no les gustan las agujas, que tienen miedo de las reacciones alérgicas o que simplemente no creen que las vacunan funcionan. Lo que puedo decir es que funciona. Además, salva miles de vidas cada año y las posibilidades de que surjan problemas con la vacuna son muy pocas en comparación con los beneficios. A veces, las personas pueden sentir un poco de fatiga o dolor muscular aproximadamente un día después de recibir la vacuna contra la gripe. Pero esa no es gripe; es la inmunidad que se está desarrollando su cuerpo. De hecho, esta es una buena señal. Significa que la vacuna está haciendo su trabajo.

A diferencia del COVID-19, que todavía estamos investigando, la influenza (el virus que causa la gripe) ha existido durante mucho tiempo y los científicos la han estudiado muy a fondo. Aunque existen varias cepas de influenza, generalmente causan síntomas similares: fiebre alta, dolores corporales, dolores de cabeza y fatiga. Algunas cepas también incluyen vómitos y diarrea. Básicamente, la gripe te hace sentir como si te hubiera atropellado un camión. No es solo un resfriado fuerte.

La mayoría de las personas pueden superar la gripe con un descanso, tomando mucha agua y Tylenol. Sin embargo, los niños y los muy ancianos corren el riesgo de sufrir complicaciones más graves, al igual que las mujeres embarazadas y las personas que tienen enfermedades crónicas, cáncer y otros problemas médicos.

Todos los años me vacuno contra la gripe, y lo he hecho durante más de 20 años. Todos los proveedores médicos que conozco también se vacunan todos los años. Si no fuera seguro y eficaz, no lo haríamos.

Este año más que nunca, es importante que todos nos vacunemos contra la gripe. La vacuna es segura y se recomienda para las personas mayores de seis meses. Con esta pandemia, debemos hacer todo lo posible para protegernos a nosotros mismos y a los más vulnerables. También debemos proteger a nuestro personal de emergencia y de la salud, para que haya servicios de salud estén disponibles cuando salgan otras emergencias médicas. La prevención de hospitalizaciones por influenza es algo que todos deberían priorizar este año. La vacuna contra la gripe es una excelente manera de hacerlo.

Por todo lo que sabemos sobre el COVID-19, predecimos que continuará propagándose hasta que haya una vacuna. Es probable que esto haga que la temporada de influenza sea muy peligrosa porque las personas pueden infectarse de Covid e influenza al mismo tiempo. Una infección pulmonar como la gripe puede agotar temporalmente los recursos del cuerpo y le puede dificultar a su cuerpo para luchar contra otras infecciones, incluido el COVID-19. Y el COVID-19 puede causar problemas pulmonares a largo plazo, como cicatrices, que podrían volverse más problemáticos si contagia de gripe

Si se siente muy mal y se pregunta qué virus tiene, puede ser difícil saberlo. Las enfermedades tienen síntomas muy similares: fiebre, tos, dolores corporales, a veces problemas gastrointestinales y náuseas, entre otros. Si tiene algunos de estos síntomas, preguntas o inquietudes sobre cómo cuidarse mejor, comuníquese con su proveedor médico. Muchos centros de salud pueden hacer consultas médicas virtuales o por teléfono. Si tiene dificultad para respirar, fiebre alta que no se le baja con Tylenol, un estado mental alterado u otros síntomas preocupantes, busque atención médica de inmediato.

La prevención es muy importante cuando se trata de la gripe. Vacúnese contra la gripe. Use cubrebocas cuando este con personas que no vivan con usted. Lávese las manos con frecuencia y siga las recomendaciones de salud para mantenerse usted y sus seres queridos seguros y saludables este año. Para los niños pequeños, es mejor programar una vacuna contra la gripe con su proveedor médico. Los adolescentes y adultos, por lo general pueden vacunarse contra la gripe en alguna farmacia. Las vacunas están disponibles a partir de septiembre. Por favor, por su propia salud y seguridad, por sus seres queridos y por aquellos que se preocupan por usted, vacúnese contra la gripe este año.

Suzanna Sherer es proveedora de atención primaria en MCHC Health Centers, un centro de salud local, sin fines de lucro y calificado por el gobierno federal que ofrece atención médica, dental y de salud conductual a personas en los condados de Lake y Mendocino.

Suzanna Sherer, FNP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!